domingo, 24 de julio de 2016

EL PRECIO DEL KILO DE EXPERTO


Los domingos de la mañana suelo leer artículos de opinión diversos escritos por “expertos diversos”, las entrevistas sobre temas de actualidad a algún “experto” y esos reportajes en que un becario recoge lo que dicen los “expertos” sobre esa misma actualidad. Me pregunto quién da el título de experto -incluso a mí me lo han dado y en varias ocasiones sobre materias de las que “solo sé que no sé nada”-, pero acepto que es una fórmula comúnmente aceptada de introducir a alguien que por su curriculum se puede suponer que conoce del asunto más que la generalidad del resto de los mortales. A veces lo que se escribe, se contesta o se dice por el experto, según se recoge en el medio, hace dudar a cualquiera de la experiencia previa del “experto” pero ahí queda dicho y, a lo mejor para ser repetido una y otra vez en el tiempo.
La cuestión que más veces me suscitan las opiniones de los expertos, sobre todo cuando el experto es indudablemente una figura conocida en un campo determinado y que no ofrece dudas sobre su preparación y biografía previa es: ¿A cuánto está el kilo de experto?
No tengo dudas de que se paga por opinar, de una u otra manera -a veces de formas más asquerosas que el vil metal-, pero se paga. El pago más miserable que se me ha hecho últimamente, además del momento publicitario que supone la imagen de uno en un programa televisivo, ha sido de 10 euros en billete, sea dicho para demostrar que algo sé de lo que hablo.
Partiendo que a mí se me paga tan poco por decir lo que yo pienso o incluso por escribirlo en alguna columna periodística, cuando observo lo que nombres de “reconocido prestigio” dicen sin ningún rubor, contribuyendo muchas veces a formar un estado de opinión favorable a un determinado interés o contrario a otro, y, en todo caso contribuyendo a dar argumentos para que se hagan o deshagan leyes, costumbres, obras, fronteras, ritos, creencias… me pregunto ¿A cuánto está el kilo de experto?


viernes, 15 de julio de 2016

MI DENUNCIA ESTÁ ATASCADA ¿QUÉ HACER?


Acudimos al despacho profesional del conocido abogado donostiarra Kimen Txepas Atotxa para plantearle un caso:

- Se presentó una denuncia por un delito, en la comisaría o en el juzgado se dijo a la víctima que el juez y el fiscal (ambos pueden ser en femenino también) se iban a encargar de la averiguación del autor, su persecución, su castigo y su reparación pero… pasa el tiempo y no sabemos nada o sabemos algo: que nadie hace nada y que la denuncia está abandonada, quizá archivada, incluso es peor cuando hemos denunciado identificando al autor, éste sigue su vida de delincuente impune y lo sabe la víctima y sus allegados ¿Qué hacer?

El abogado enciende un habano, abre una botella de whisky escocés y sirve dos buenas raciones en dos vasos:

- Lo primero es contratar un abogado (puede -ser en femenino). Los abogados son necesarios y “todo el mundo tiene derecho al mejor abogado que se pueda pagar”, es así, los abogados son profesionales, viven de su trabajo, su mejor marketing es el boca a oído, no hace falta que pongan anuncios en los medios -pocos lo hacen-, hay abogados con precios de restaurante de 3 estrellas y cuya relación calidad/precio es decepcionante y hay abogados con precio de menú del día y que van a trabajar por ser la voz del cliente hasta la extenuación. En caso de verdadera pobreza, se puede acudir al servicio de asistencia jurídica gratuita. Es fundamental establecer una “hoja de encargo” con el abogado en la que queden claros los términos del encargo y su precio. Y siempre que se haya perdido confianza en el abogado contratado se puede cambiar de abogado, “hay más abogados que estrellas en el cielo”.

- ¿Y hay que nombrar una procuradora?

- La ley española exige que la víctima esté representada por un procurador de los tribunales, el procurador es el intermediario profesional obligatorio y pagado porque comunique las resoluciones del juzgado y le lleve los escritos del abogado, a pesar de la telemática, a pesar de las veces que el juzgado comunica sus resoluciones directamente a las partes, a pesar de que nadie sabe por qué perdura en el tiempo está especie en extinción en todos el mundo, salvo en España. El servicio de asistencia jurídica gratuita lo incluye pero hay que tener claro que los honorarios de abogado no incluyen ni al procurador ni ningún otro coste sea útil o no.

- ¿Qué hace el abogado cuando un asunto no avanza?

-Personarse el juzgado y preguntar en las visitas periódicas de presencia y control, a veces manda al procurador que pregunte pero lo habitual es que establezca en su agenda un programa de visitas para preguntar al oficial del juzgado cómo va el asunto, dónde está el expediente, a qué se está esperando, si el juez lo tiene, o lo tiene el fiscal. El oficial que lleva el asunto es la pieza esencial del procedimiento: cada juzgado es una colmena en la que hay abejas obreras, son los oficiales que son quienes trabajan los asuntos, hacen el papeleo -en ordenador pero papeleo-, lógicamente también hay zánganos como en toda colmena. El abogado local suele conocer a las obreras -de ambos sexos- y a los zánganos -de ambos sexos-, y cómo tratarlos. El juez es la reina, en vez de huevos pone su firma en lo que le preparan los oficiales.

- ¿Si sigue parado el caso?
- Si es infructuosa la visita, el abogado puede pedir ser recibido por el juez, que le recibirá o no, dependiendo de lo que le salga de su libre albedrío. Además presentará escritos apremiando al juez, lo que motivarán nuevas visitas al oficial, nuevas visitas al juez, nuevos escritos…
En este zoo que es la burocracia judicial hay un personaje en fase de instrucción que es el fiscal al que le han adscrito el asunto

- ¿Qué hace el fiscal en fase de instrucción?

- Se le suele comparar a una paloma, anda volando por ahí, lejos del expediente, de vez en cuando se posa en la carpeta, a veces la caga, siempre vuelve a volar. En nuestro sistema el fiscal que ve una página puede ser perfectamente distinto del que luego vea la página siguiente. Además el fiscal no va al juzgado, sino que el juzgado le lleva las carpetas a su mesa, así que, salvo si por causas ajenas a su voluntad el fiscal acude al juzgado, el abogado tendrá que ir a visitar al fiscal para que colabore en proteger los intereses de la víctima -los fiscales se suelen cabrear cuando les dices lo que piensas, así que el abogado debe tratar a los fiscales “con el debido respeto”, como a los jueces pero digo esto para que se entienda, no para ganarme simpatías-.

- Nada, el asunto está congelado.

- Visitas, escritos, vueltas y revueltas, el asunto no avanza, está atascado, la víctima sufre su doble pena de víctima del delito y víctima de la justicia. Se puede acudir a la Inspección de los Tribunales a denunciar al juez por su inoperancia o a la Inspección Fiscal a denunciar al fiscal por su inactividad, para eso están. Aunque el escrito lo redacte el abogado, es la víctima quien lo firma, así que conviene leerlo con cuidado y con la ayuda del abogado. Aunque las inspecciones rutinarias suelen ser rutinarias inspecciones -en el caso de Donostia, se come muy bien con los colegas, así que se puede aprovechar la estancia para degustar un poco de cultura vasca-, las denuncias concretas bien fundadas suelen tener respuesta, así que es un medio de obtener luz sobre el tema y a veces la absoluta decepción pero, al menos, hay que intentarlo.
Los defensores de los pueblos del Estado Español -antes España-, no tienen competencias sobre la justicia pero dado que no cuesta hacer copias en la impresora, se les puede mandar para que lo trasladen a alguno de los organismos indicados.

- No sabemos nada, el silencio es absoluto.

- También el abogado puede acabar aconsejando acudir en amparo al Tribunal Constitucional, a veces por casualidad se admite el recurso y temprano o tarde, más bien tarde, pueden dar amparo a la víctima y obligar al juez que el asunto avance.
Todo lo anterior suele requerir apoyo de asociaciones que le metan presión al aparato -a veces el juez no está ya vacunado y contrae la enfermedad de resolver el expediente en cuestión-, y suele ser eficaz “el titular de prensa”. Todo el mundo quiere ascender, y en la carrera judicial y en la carrera fiscal también, así que verse en los papeles en mal lugar no suele ser bueno por mucho que se pertenezca a una de las principales familias que se disputan los puestos en el escalafón por todos los medios.

- Pero si los medios no quieren publicar una línea del asunto ¿Qué hacer?

- Consulta con tu abogado.

La botella está vacía, el atardecer invita a hacer slalom hacia el hogar. Nos despedimos del abogado que nos da una palmada en el hombro causándonos un hematoma y una parálisis temporal del brazo izquierdo.


jueves, 23 de junio de 2016

LOS ENREDOS DE SCAPIN


La final de la Top 14 francesa se juega en Barcelona, a veces Gomorra a veces Castelfollit de la Roca, lo que va a suponer un record de asistencia a un partido de rugby ya que el aforo del Nou Camp va a completarse y no solo de turistas franceses.
-          Este paisaje de los Monegros con su toro negro sobre la colina que se recorta en el horizonte junto a las ruinas de una ermita es una de las imágenes más fuertes de mi infancia -comenta Hiruntchiverry mientras conduce por la autopista-, cuando mi padre nos llevaba de vacaciones de verano…
-          A mí me parece una metáfora visual de España -Galtzagorri se vuelve en el asiento de copiloto para seguir observando lo que su amigo ha indicado-, este desierto de moral pública, este toro simbólico inmóvil, esta presencia ruinosa de la religión… y el puticlub de carretera abierto 24 horas.
-          El viaje te pone poético, cariño – Coro, desde el asiento de atrás, le pasa el bocadillo, envuelto en papel de aluminio, bonito, anchoas y guindillas-, ¿Barcelona tiene más habitantes que Euskadi?
-          El municipio alguno menos y la provincia el doble -Charlene, que tiene una guía de elaboración propia en la mano, informa-, pero el Sant Boi se fundó en 1921, el club de rugby más antiguo de España o del Estado que ha estado.
-          No creo que este evento sirva para nada al rugby catalán, es un chaparrón de verano que no se aprovecha, como los partidos en Anoeta -Galtzagorri comenta mientras abre la bota que llevaba entre las piernas-, el rugby francés visita su patio trasero y no sabemos qué hacer para que nuestro rugby recoja algo útil de estos encuentros.
-          Poesía, lo tuyo es la poesía.


jueves, 16 de junio de 2016

ESTRELLAS MICHELIN

Nunc est bibendum (now is the time to drink), ...
Nunc est bibendum (now is the time to drink), 1898 poster of the Michelin. (Photo credit: Wikipedia)

A veces cuando una ciudadana o ciudadano de los “normalitos” llega a uno de esos restaurantes nuestros de prestigio entre los críticos gastronómicos, aunque no tenga que pagar la inalcanzable factura, se sorprende desagradablemente, no suele haber texturas del neumático que les pone las estrellas en los productos que sirven y rara vez se percibe el aroma de goma quemada en las salsas, pero las ganas de gritar que “el rey está desnudo” se retienen infantilmente en la garganta de la ciudadana o del ciudadano, a veces transformándose, para sonrisa suficiente del siempre entendido que ha invitado, en un ridículo “la sopa de pescado de mi amá es insuperable”. A Michelin, aparte de sus fábricas, los vascos le debemos que haya llenado su afamada guía con el reconocimiento de nuestras cabezas de cartel de la actual faceta más importante, para muchos, de la cultura vasca, la cocina.
En el rugby francés hay un equipo el ASM Clermont Ferrand, favorito frustrado habitualmente, que nació, hace prácticamente un siglo, de la filosofía de esta empresa familiar -inicialmente la “M” de la denominación del Club quería decir Michelin-, que patrocinaron el rugby como una manera de que sus trabajadores practicaran el deporte, el espíritu competitivo y los valores de la propia superación. El proyecto fue cogiendo vida propia y actualmente, aunque Michelin sigue pesando mucho sobre el club, tanto como sobre la propia ciudad, éste es independiente financieramente de la empresa que ya no es su único patrocinador, según leemos en una publicación especializada.
Varias veces hemos unido en estas columnas rugby y empresa o rugby y cooperativismo, quizá también en los equipos de nuestros templos de la gastronomía haya valores colectivos del rugby y que el brillo de las estrellas los oculta.

   

martes, 14 de junio de 2016

NO ESTABA BORRACHO

Aquel ciudadano había salido de una comida con sus antiguos compañeros del colegio -50 años desde que hicieron el curso Preuniversitario o sea desde que tenían diecisiete años-, habían intercambiado recuerdos, mentiras, recetas de cocina y de medicamentos… lo normal en estos casos. El aperitivo previo, la comida regada con rioja, unos gin tonics… hasta que el grupo más irreductible, ya anochecía, se había disuelto. Y se quedó solo, solo como llevaba años, solo consigo mismo y con su alopecia, solo con su insoportabilidad manifiesta ya que su ex había rehecho su vida, su hijo no respondía más que con monosílabos a muchas millas de distancia -no se acordaba si tenía ya nieto o no-, solo con su piso en el que cabía aquella familia que fue, piso al que se tenía que dirigir solo, inevitablemente solo. Se dirigió hacia la estación del tren, no había venido en coche a la capital, se sentía en cierto modo en una zona de confort ni borracho ni sobrio, andaba con paso firme, saludaba a los conocidos que se cruzaba en aquel sábado de pequeña ciudad de provincias.
Un hombre solo
Un hombre solo (Photo credit: Wikipedia)
Nunca había visto aquel nuevo bar que encontró en el camino hacia el ferrocarril, no pensaba entrar, pero las mujeres guapas que fumaban en el exterior y la música que oyó al abrirse la puerta a su paso, una canción francesa interpretada en español por aquella cantante favorita de su adolescencia tardía, le hizo girarse a su interior.
Era el hombre, en aquel momento era el hombre, no vio ningún otro hombre en el recinto, intentó meter la tripa lo más posible y se miró en el espejo de detrás de la barra, su cabello plateado estaba en su sitio, sus ojos azules brillaban, la sonrisa cínica parecía funcionar, conservaba a base de gimnasio caro su musculatura de jugador de rugby, a pesar de su edad estaba muy bien.
Para ligar hay que decir lo primero que te viene a la cabeza, sin pensar, una tontería cualquiera te dice qué temperatura tiene la piscina a la que te pretendes tirar -llevaba siglos experimentando con éxito esta filosofía-, así que, después de pedir el último gin tonic a la camarera, le dijo a la rubia a su lado:
-          ¡Qué buena era Mari Trini ésta, fuera o no lesbiana!
Y el silencio se hizo, se apagó hasta la música, las dos chicas cogidas de la mano que se reían junto a la columna fijaron sus miradas lánguidas en él, las que estaban en la mesa de la derecha hicieron una mueca de desprecio… ¡Hasta la protagonista de aquella serie infantil de una princesa guerrera parecía mirarle directamente a los ojos desde la pantalla muda de la televisión del fondo!

No estaba borracho, así que le pidió por favor a la camarera que no le sirviera la bebida, intentó encogerse hasta desaparecer y salió por la puerta.   

jueves, 9 de junio de 2016

MONEY, MONEY

English: Aviron Bayonnais rugby team in Anoeta...
English: Aviron Bayonnais rugby team in Anoeta Stadium Español: Equipo de rugby Aviron Bayonnais en el estadio de Anoeta (Photo credit: Wikipedia)

A veces es necesario alejarse del mundanal ruido, refugiarse en el silencio de la montaña o en el ruido acompasado de las olas de esa cala aislada… parece que la cacofonía urbana, los atascos fronterizos o la rutina de los noticieros se han quedado lejos y, en realidad están a apenas unos minutos pero así uno se encuentra consigo mismo y puede abordar sus emociones con serenidad -esto es más o menos lo que debía tener en su interior Galtzagorri cuando lo encontramos, una cerveza en la mano, sentado en un pedrusco y mirando hacia el horizonte, la otra tarde-.
-          ¿O sea que es aquí donde te escondes? -Soltó Murray, rompiendo el encanto, pero no los tímpanos de las gaviotas que pasaban como drones malévolos por encima de nuestras cabezas, las manchas blancas sobre las rocas de arenisca nos advertían del peligro-
Repartidos los restantes botellines, la conversación se hizo tan espiritual como en una sacristía:
-          El dinero de la familia Kampf ha salvado, una vez más, al Biarritz Olympique por esta temporada, pero dentro de un año el agujero volverá a ser el mismo o mayor -Constata Hiruntchiverry-, y la colecta entre los seguidores ha sido ridícula.
-          Pues los cuatro hermanos pobres de este lado vamos a tener que hacernos un agujero más en el cinturón ¡Si nos queda cinturón! -Dice el Marqués de Altamira resignadamente-. Y las cifras no dan para muchas alegrías.
-          La alegría es la que vais a tener en Donostia, si culmináis la capitalidad cultural con el Aviron Bayonnais llenando Anoeta de nuevo – Ironiza el Barón de la Florida-. ¿No, Aristide?

-          ¿Tenéis cuatro millones de euros para patrocinar al Aviron el único equipo vasco que va a jugar en la liga de rugby más importante del mundo?    

sábado, 4 de junio de 2016

¡VIVA MARTIN OTRA VEZ!

English: Aviron Bayonnais rugby union team in ...
English: Aviron Bayonnais rugby union team in 1914. (Photo credit: Wikipedia)

Una vez más, a base de disciplina (en el sentido militar del término, ya que tuvieron 2 tarjetas amarillas), con una delantera espléndida y una defensa formidable el Aviron Bayonnais ha ido dando municiones a Martin Bustos Moyano que ha metido 7 de 8... Aurillac ha conseguido un ensayo a falta de 4 minutos pero el Aviron les ha retenido en su zona 22 hasta la sirena. Un partido intenso, no ha sido tan cerrado como el resultado puede hacer parecer, todos los puntos excepto el ensayo de Aurillac lo han sido por penalidades, ya que ambos equipos han intentado abrir, los vascos para tranquilizarse y los cantalous para acercarse, pero los placajes han hecho crujir los esqueletos. Ahora empieza el rugby financiero ¿Conseguirá el Aviron esos 4 ó 5 millones de euros que le permitan hacer un digno papel en la Top 14