sábado, 12 de abril de 2014

DONOSTIA PUSA BAIONA

English: Aviron Bayonnais rugby union team in ...
English: Aviron Bayonnais rugby union team in 1914. (Photo credit: Wikipedia)
En Baiona llueve, claro que llueve, más o menos como aquí y sus ríos también se salen y visitan las tabernas de sus riberas de vez en cuando. Ahora Adour y Nive bajan soberbios por la nieve fundida de los Pirineos que les hace nacer a ambos. Esta ciudad lapurtarra, que vive entre sus dos ríos origen de su existencia, tiene su alma rugbística un tanto encogida con el temor fundado de que el Aviron Bayonnais –un club de remo al fin y al cabo-, se precipite aguas abajo hacia la división inferior junto al fraterno rival biarrota.
El rugby, todo el rugby vasco, nos llegó en 1897 por Baiona por su Liceo de Marracq, de donde se extendió al resto, incluso a este lado de la muga a comienzos del siglo XX, cuando los “malos” hijos de “buenas” familias donostiarras iban a estudiar internos en sus centros escolares pero el balón oval tardaría en cuajar en Gipuzkoa, como es bien conocido.
Y este sábado, una vez más, nos visita el Aviron Bayonnais con sus fieles seguidores, su Pottoka, sus colores albicelestes y su lema en gascón –lengua perdida en Donostia en la noche de los tiempos-, para este encuentro, en un intento de enderezar su rumbo en espera de que Oyonnax o quizá Perpignan fallen y poder salvarse una temporada más –la temporada en que Mr. Tchin-Tchin le dijo adios-.
En Baiona este sábado estará nublado según el pronóstico, más o menos como en Donostia. Este sábado los rugbiers guipuzcoanos tenemos que sumarnos más que nunca con los lapurtarras en Anoeta para, entre todos, empujar ese equipo aguas arriba.   



Enhanced by Zemanta

viernes, 4 de abril de 2014

LA OPERETA


Bajo el viento, la lluvia y sobre el barro –excepto en Altamira-, nos vamos acercando al fin de la temporada, nuestros dos primero equipos tienen partidos complicados este fin de semana, mientras que el aspirante donostiarra al ascenso descansa antes del último escalón a superar y las ligas vascas han entrado en otra fase. Queda, por tanto, mucho rugby a XV para jugar, porque de jugar se trata.
-         Más duro que jugar a rugby con 72 años es dejar de jugar –se dice en un reportaje que estos días está siendo viral en las redes sobre el incombustible pilier madrileño Juan Brotons-.
El rugby es juego. Esta idea lúdica que prevalece en el nivel aficionado y sobre todo en las categorías senior más inferiores no se debe perder. Cuando el rugby se convierte en un trabajo, en una profesión, se añade un componente que hace peligrar la esencia de este deporte, aunque siempre se puede oír:
-         Hago lo que más me gusta, jugar al rugby, y además me pagan por ello.
Pero el profesionalismo exige estar en condiciones cada fin de semana de garantizar un espectáculo, porque sin espectáculo no hay dinero, pero además el espectáculo lleva a la necesidad de la victoria y al final... nos encontramos con la rutina de la representación, en la que los trabajadores del espectáculo llevan su papel bien aprendido, no se salen del guión y disciplinadamente dejan su propia creatividad en el vestuario. Y la diversión depende del talento del entrenador.

La opereta no está mal –este año Mariano (de Luis) nos vamos a hartar-, pero es el rugby-jazz, en el que se improvisa a partir de una buena base,  el rugby que los espectadores agradecen que sus equipos les ofrezcan, al menos para acabar la temporada.

Enhanced by Zemanta

viernes, 28 de marzo de 2014

SE DOPARON, SE DOPAN Y SE DOPARÁN

A print from L'Illustration magazine (24 Novem...
A print from L'Illustration magazine (24 November 1906): South Africa Springboks on tour in 1906, here defeating Cambridge. (Photo credit: Wikipedia)


-         Cuando se denuncia públicamente un caso de dopaje y las acusaciones vuelan de una tertulia a otra, las instituciones concernidas, las Federaciones sobre todo, pueden elegir el silencio o pueden negar los hechos o pueden investigar las denuncias. Ya hemos dicho otras veces que en el rugby también, como en todos y cada uno de los deportes, hay dopaje porque al final en todos los grupos humanos se suelen dar porcentajes similares de sinvergüenzas y de honrados. Esto es, yo no me creo que haya un  porcentaje menor de corruptos en el rugby que en la política...


El marqués de Altamira nos está comentando las últimas noticias sobre las enfermedades neurológicas de algunos de los jugadores sudafricanos que ganaron la Copa del Mundo de 1995, la de “Invictus”, y que llevan una semana botando y rebotando por los medios tradicionales y ese patio de vecinos mundial que es Internet.
-         20 años más tarde y se está hablando de 3 ó 4 jugadores sobre 30, no me parece nada serio y son ganas de buscar morbo en nuestro deporte y en uno de los sucesos que mejor imagen mundial le ha dado –opina Galtzagorri que ha seguido jugando de verdad más allá del límite del humano medio-. Todos hemos tomado vitaminas, cafeína, analgésicos… lo que sea,  para aguantar partidos en fases finales, tres encuentros en cuatro días y así.
-         Es lo mismo que están diciendo los Springboks sobre aquellos años, pero la IRB y la federación sudafricana deben hacer todos los esfuerzos públicos por saber la verdad y extraer las consecuencias –nos dice el barón de La Florida-, yo no quiero estar en un mundo de hipócritas.
-         Pues vas mal, hubo quienes se doparon, hay quienes se dopan y habrá quienes se doparán, somos humanos amigo –sonríe tristemente el de Altamira-.
Enhanced by Zemanta

sábado, 22 de marzo de 2014

EL VIDEO ARBITRAJE SI BREVE

Slemish, mountain in County Antrim where St Pa...
Slemish, mountain in County Antrim where St Patrick is reputed to have shepherded as a slave (Photo credit: Wikipedia)
El fin de semana en que ha acabado el Torneo de VI Naciones con la emocionante victoria final de Irlanda seguida de Inglaterra –que lo perdió en su aciago primer partido frente a la gris marengo selección gala-, ha servido para que los rugbiers del mundo vertieran unas lágrimas, con cierto amargo sabor como de cerveza, por la retirada de BOD, que ya ocupa su lugar reservado en el santoral irlandés junto al legendario St. Patrick.
También sirvió para que el video arbitraje en su concepción más reciente sentara su evidente necesidad. Empezando por el último partido, la selección francesa marcó un ensayo que daba la vuelta al marcador, hasta entonces a favor de Irlanda, en los últimos minutos del encuentro, para desesperación de los seguidores del verde trébol y alegría para los que tienen una rosa en su corazón, una rápida visión de la jugada hizo al equipo arbitral anular el ensayo por un pase adelantado previo. A pesar de la trascendencia de la decisión no se perdió apenas tiempo y la repetición previa a la decisión definitiva, vista en el campo y en las televisiones, ha evitado un serial de polémicas.
En el partido anterior, País de Gales contra Escocia, se aplicó la nueva regla que permite al árbitro de campo juzgar por las imágenes de los marcadores y así convirtió una tarjeta amarilla de expulsión temporal por una tarjeta roja de expulsión definitiva después de ver la repetición de la carga contundente  y retardada del zaguero escocés sobre un jugador galés. Esto es, el árbitro rectificó una decisión tomada al advertir de su primer error de juicio, rectificaciones que el complejo reglamento del juego permite y que ahora se pueden basar en las mismas imágenes que se ven por los espectadores y que se graban desde ángulos distintos a los que la persona del árbitro no tendría acceso.
Y todo en un breve espacio de tiempo, sin protestas de jugadores, técnicos o espectadores, como es lo normal.

  
Enhanced by Zemanta

viernes, 14 de marzo de 2014

LA VIDA DE ADELA

Emma ...item 2.. Why being a lesbian isn't all...

Adela era una estudiante de 15 años que conoció a Emma, una joven de pelo azul, que le propuso jugar a rugby. Adela se quedó asombrada, apenas había visto a Emma por el Instituto y nunca había tenido mucho interés en el deporte y menos en el rugby. Pero la mirada chispeante de la chica de pelo azul le impulsó a aceptar su propuesta y en quedar con ella en realizar una prueba en algún entrenamiento.

El entrenamiento estaba señalado para aquella misma tarde. A pesar de que Emma le dijo que no hacía falta que llevara más que ropa deportiva y unas zapatillas, Adela se empeñó en ir lo más equipada posible, tuvo que pedir unas botas de tacos a un primo que jugaba al fútbol pero omitió todas explicaciones. Aun no sabía que su vida iba a cambiar mucho a partir de aquel encuentro con Emma, no solo porque ya no iba a usar faldas –los pantalones disimulan mejor los cardenales de las piernas- sino porque ya no iba a dejar la melé nunca y aprendió que la melé es una demostración de interdependencia “ya que no podemos competir sin sostenernos las unas a las otras”, como le gusta repetir ahora.

Los contactos, al llegar al campo, le daban miedo pero descubrió que el rugby es combate y evitación, pasar hacia atrás el balón para hacer avanzar el equipo y, sobre todo, que es respeto y convivencia. Adela fuera del rugby sigue siendo una estudiante un poco tímida aunque ya no le cuesta mucho relacionarse. Emma, ella y el resto del equipo no son “inseparables” sino que son “esas chicas que juegan al rugby” pero esta etiqueta no tiene un carácter peyorativo, como temían sus padres. Su madre le compró el casco y el protector dental para su primer partido serio y cada fin de semana se preocupa de que el maquillaje, para después, nunca falte en su bolsa de deporte y está encantada con que Eva conociera a la chica del pelo azul, el color de su equipo de rugby.



  



Enhanced by Zemanta

viernes, 7 de marzo de 2014

CON EL CULO AL AIRE

Bus Livery Design
Bus Livery Design (Photo credit: pantranco_bus)
-          Nos estaban haciendo “calvos” en las ventanillas del autobús –me contaba mi primo Jacobo el otro día-, nos costó adelantarles un montón porque iban dos autobuses seguidos y al pasarles, en todas las ventanillas de los dos autobuses había culos de todos los tamaños.
Mi primo, su mujer y unas amigas estaban de excursión cultural por una carretera europea, no me acuerdo si se circulaba por la derecha o por la izquierda, pero como el restaurante del que me habló se llamaba, creo, “Au chapeau rouge”, quiero suponer que era por la Francia interior.
Después de dejar atrás aquellos autobuses, los excursionistas encontraron dicho restaurante y entraron, ciertamente tarde para el horario europeo, a comer. En el comedor había un par de grandes mesas preparadas y el patrón les colocó en una mesa pequeña detrás de un biombo. Efectivamente, al rato los dos autobuses llegaron y del mismo una alegre muchachada, dos equipos de rugby del mismo club uno de mayores y otro infantil con sus entrenadores y  algunos padres, se precipitó sobre las mesas.
-Pensamos un momento en huir pero…  ¿Dónde íbamos a encontrar otro sitio en que nos dieran de comer?
Así que ciertamente asustados se quedaron. Aparte del inevitable ruido de unas decenas personas comiendo y bebiendo  juntas, la comida no tuvo más anécdotas.
-Los niños no se levantaban,  no corrían, no molestaban a los camareros, ni gritaban ni venían a hacer gracias a nuestras mesas sino que se reían entre ellos mientras que los mayores se comportaban normalmente –Me explicaba innecesariamente-. Luego el patrón nos dijo que iban a cantar y que preguntaban si eso podría molestarnos ¡Los que nos acababan de enseñar el trasero, nos pedían permiso para cantar! Acabamos cantando todos, claro ¡Qué raros sois los del rugby!


Abogados Massé Avocats Lawyers

Enhanced by Zemanta

lunes, 3 de marzo de 2014

MARCA ESPAÑA O ESPAÑA MARCA


-         Muerto Paco de Lucía, no hay marca España –me dice Eddy Murray mientras le sirvo un tinto “ribera del Duero” que el tabernero vallisoletano nos ha traído  con unas tostadas de cecina y unos huevos rotos-, y los que traemos inversores a las empresas españolas lo tenemos imposible.
-         Le vi el año pasado en Marciac, tocaba y hacía tocar al grupo de una forma portentosa, mezclando raíces e imaginación –comento degustando las tapas excelentes, después de haber sufrido con Ordizia una amarga derrota-, pero eso no tiene mucho que ver con las inversiones extranjeras en España.
Paco De Lucia
Paco De Lucia (Photo credit: salodiensis)
-         Tiene, porque sin ese ejemplo, sólo os queda la banca. Y la banca española asusta a cualquiera. Cuando un empresario británico miraba las cuentas de una empresa españolas y veía esos costes financieros escandalosos no se los creían pero ahora ni siquiera quieren mirar las cuentas. La banca española tiene esa imagen de inmoralidad en todo el mundo con lo que ha hecho a sus clientes con las preferentes, las deudas perpetuas... ¿Quién va a trabajar con un banco español? Los españoles, que están acostumbrados a que su banco les saque la sangre en vez de colaborar con ellos a que ganen dinero –Murray ha cogido más carrerilla que cuando jugaba de back en los gélidos campos escoceses-. ¡Hasta que Botín no salga de la cárcel, no hay nada que hacer!
-         Pero si... no ha entrado.
-         Pues eso. Que lo de los 6 millones de parados, que a esos políticos de tercera que tenéis no les quita el sueño, no es nada en comparación de lo que ha hecho la banca española para destrozar la marca de este país de...
Se interrumpe mientras saludamos a una cuadrilla de seguidores del Ampo Ordizia que también viene a consolarse de la derrota.
-         En Euskadi tenemos –aprovecho para colarlo-, otra marca colectiva con nuestra industria, nuestros...
-         ¿Cuántas haciendas por kilómetro cuadrado tenéis? ¿Alguien se aclara de lo que se lleva el fisco a los que se asoman por ahí? Y no siquiera tenéis un Paco de Lucía que presentar.

-         ¡Tenemos a Joxan Goikoetxea! –digo yo-.    

Enhanced by Zemanta