jueves, 23 de junio de 2016

LOS ENREDOS DE SCAPIN


La final de la Top 14 francesa se juega en Barcelona, a veces Gomorra a veces Castelfollit de la Roca, lo que va a suponer un record de asistencia a un partido de rugby ya que el aforo del Nou Camp va a completarse y no solo de turistas franceses.
-          Este paisaje de los Monegros con su toro negro sobre la colina que se recorta en el horizonte junto a las ruinas de una ermita es una de las imágenes más fuertes de mi infancia -comenta Hiruntchiverry mientras conduce por la autopista-, cuando mi padre nos llevaba de vacaciones de verano…
-          A mí me parece una metáfora visual de España -Galtzagorri se vuelve en el asiento de copiloto para seguir observando lo que su amigo ha indicado-, este desierto de moral pública, este toro simbólico inmóvil, esta presencia ruinosa de la religión… y el puticlub de carretera abierto 24 horas.
-          El viaje te pone poético, cariño – Coro, desde el asiento de atrás, le pasa el bocadillo, envuelto en papel de aluminio, bonito, anchoas y guindillas-, ¿Barcelona tiene más habitantes que Euskadi?
-          El municipio alguno menos y la provincia el doble -Charlene, que tiene una guía de elaboración propia en la mano, informa-, pero el Sant Boi se fundó en 1921, el club de rugby más antiguo de España o del Estado que ha estado.
-          No creo que este evento sirva para nada al rugby catalán, es un chaparrón de verano que no se aprovecha, como los partidos en Anoeta -Galtzagorri comenta mientras abre la bota que llevaba entre las piernas-, el rugby francés visita su patio trasero y no sabemos qué hacer para que nuestro rugby recoja algo útil de estos encuentros.
-          Poesía, lo tuyo es la poesía.


jueves, 16 de junio de 2016

ESTRELLAS MICHELIN

Nunc est bibendum (now is the time to drink), ...
Nunc est bibendum (now is the time to drink), 1898 poster of the Michelin. (Photo credit: Wikipedia)

A veces cuando una ciudadana o ciudadano de los “normalitos” llega a uno de esos restaurantes nuestros de prestigio entre los críticos gastronómicos, aunque no tenga que pagar la inalcanzable factura, se sorprende desagradablemente, no suele haber texturas del neumático que les pone las estrellas en los productos que sirven y rara vez se percibe el aroma de goma quemada en las salsas, pero las ganas de gritar que “el rey está desnudo” se retienen infantilmente en la garganta de la ciudadana o del ciudadano, a veces transformándose, para sonrisa suficiente del siempre entendido que ha invitado, en un ridículo “la sopa de pescado de mi amá es insuperable”. A Michelin, aparte de sus fábricas, los vascos le debemos que haya llenado su afamada guía con el reconocimiento de nuestras cabezas de cartel de la actual faceta más importante, para muchos, de la cultura vasca, la cocina.
En el rugby francés hay un equipo el ASM Clermont Ferrand, favorito frustrado habitualmente, que nació, hace prácticamente un siglo, de la filosofía de esta empresa familiar -inicialmente la “M” de la denominación del Club quería decir Michelin-, que patrocinaron el rugby como una manera de que sus trabajadores practicaran el deporte, el espíritu competitivo y los valores de la propia superación. El proyecto fue cogiendo vida propia y actualmente, aunque Michelin sigue pesando mucho sobre el club, tanto como sobre la propia ciudad, éste es independiente financieramente de la empresa que ya no es su único patrocinador, según leemos en una publicación especializada.
Varias veces hemos unido en estas columnas rugby y empresa o rugby y cooperativismo, quizá también en los equipos de nuestros templos de la gastronomía haya valores colectivos del rugby y que el brillo de las estrellas los oculta.

   

martes, 14 de junio de 2016

NO ESTABA BORRACHO

Aquel ciudadano había salido de una comida con sus antiguos compañeros del colegio -50 años desde que hicieron el curso Preuniversitario o sea desde que tenían diecisiete años-, habían intercambiado recuerdos, mentiras, recetas de cocina y de medicamentos… lo normal en estos casos. El aperitivo previo, la comida regada con rioja, unos gin tonics… hasta que el grupo más irreductible, ya anochecía, se había disuelto. Y se quedó solo, solo como llevaba años, solo consigo mismo y con su alopecia, solo con su insoportabilidad manifiesta ya que su ex había rehecho su vida, su hijo no respondía más que con monosílabos a muchas millas de distancia -no se acordaba si tenía ya nieto o no-, solo con su piso en el que cabía aquella familia que fue, piso al que se tenía que dirigir solo, inevitablemente solo. Se dirigió hacia la estación del tren, no había venido en coche a la capital, se sentía en cierto modo en una zona de confort ni borracho ni sobrio, andaba con paso firme, saludaba a los conocidos que se cruzaba en aquel sábado de pequeña ciudad de provincias.
Un hombre solo
Un hombre solo (Photo credit: Wikipedia)
Nunca había visto aquel nuevo bar que encontró en el camino hacia el ferrocarril, no pensaba entrar, pero las mujeres guapas que fumaban en el exterior y la música que oyó al abrirse la puerta a su paso, una canción francesa interpretada en español por aquella cantante favorita de su adolescencia tardía, le hizo girarse a su interior.
Era el hombre, en aquel momento era el hombre, no vio ningún otro hombre en el recinto, intentó meter la tripa lo más posible y se miró en el espejo de detrás de la barra, su cabello plateado estaba en su sitio, sus ojos azules brillaban, la sonrisa cínica parecía funcionar, conservaba a base de gimnasio caro su musculatura de jugador de rugby, a pesar de su edad estaba muy bien.
Para ligar hay que decir lo primero que te viene a la cabeza, sin pensar, una tontería cualquiera te dice qué temperatura tiene la piscina a la que te pretendes tirar -llevaba siglos experimentando con éxito esta filosofía-, así que, después de pedir el último gin tonic a la camarera, le dijo a la rubia a su lado:
-          ¡Qué buena era Mari Trini ésta, fuera o no lesbiana!
Y el silencio se hizo, se apagó hasta la música, las dos chicas cogidas de la mano que se reían junto a la columna fijaron sus miradas lánguidas en él, las que estaban en la mesa de la derecha hicieron una mueca de desprecio… ¡Hasta la protagonista de aquella serie infantil de una princesa guerrera parecía mirarle directamente a los ojos desde la pantalla muda de la televisión del fondo!

No estaba borracho, así que le pidió por favor a la camarera que no le sirviera la bebida, intentó encogerse hasta desaparecer y salió por la puerta.   

jueves, 9 de junio de 2016

MONEY, MONEY

English: Aviron Bayonnais rugby team in Anoeta...
English: Aviron Bayonnais rugby team in Anoeta Stadium Español: Equipo de rugby Aviron Bayonnais en el estadio de Anoeta (Photo credit: Wikipedia)

A veces es necesario alejarse del mundanal ruido, refugiarse en el silencio de la montaña o en el ruido acompasado de las olas de esa cala aislada… parece que la cacofonía urbana, los atascos fronterizos o la rutina de los noticieros se han quedado lejos y, en realidad están a apenas unos minutos pero así uno se encuentra consigo mismo y puede abordar sus emociones con serenidad -esto es más o menos lo que debía tener en su interior Galtzagorri cuando lo encontramos, una cerveza en la mano, sentado en un pedrusco y mirando hacia el horizonte, la otra tarde-.
-          ¿O sea que es aquí donde te escondes? -Soltó Murray, rompiendo el encanto, pero no los tímpanos de las gaviotas que pasaban como drones malévolos por encima de nuestras cabezas, las manchas blancas sobre las rocas de arenisca nos advertían del peligro-
Repartidos los restantes botellines, la conversación se hizo tan espiritual como en una sacristía:
-          El dinero de la familia Kampf ha salvado, una vez más, al Biarritz Olympique por esta temporada, pero dentro de un año el agujero volverá a ser el mismo o mayor -Constata Hiruntchiverry-, y la colecta entre los seguidores ha sido ridícula.
-          Pues los cuatro hermanos pobres de este lado vamos a tener que hacernos un agujero más en el cinturón ¡Si nos queda cinturón! -Dice el Marqués de Altamira resignadamente-. Y las cifras no dan para muchas alegrías.
-          La alegría es la que vais a tener en Donostia, si culmináis la capitalidad cultural con el Aviron Bayonnais llenando Anoeta de nuevo – Ironiza el Barón de la Florida-. ¿No, Aristide?

-          ¿Tenéis cuatro millones de euros para patrocinar al Aviron el único equipo vasco que va a jugar en la liga de rugby más importante del mundo?    

sábado, 4 de junio de 2016

¡VIVA MARTIN OTRA VEZ!

English: Aviron Bayonnais rugby union team in ...
English: Aviron Bayonnais rugby union team in 1914. (Photo credit: Wikipedia)

Una vez más, a base de disciplina (en el sentido militar del término, ya que tuvieron 2 tarjetas amarillas), con una delantera espléndida y una defensa formidable el Aviron Bayonnais ha ido dando municiones a Martin Bustos Moyano que ha metido 7 de 8... Aurillac ha conseguido un ensayo a falta de 4 minutos pero el Aviron les ha retenido en su zona 22 hasta la sirena. Un partido intenso, no ha sido tan cerrado como el resultado puede hacer parecer, todos los puntos excepto el ensayo de Aurillac lo han sido por penalidades, ya que ambos equipos han intentado abrir, los vascos para tranquilizarse y los cantalous para acercarse, pero los placajes han hecho crujir los esqueletos. Ahora empieza el rugby financiero ¿Conseguirá el Aviron esos 4 ó 5 millones de euros que le permitan hacer un digno papel en la Top 14

lunes, 30 de mayo de 2016

EL JABÓN DE LA ÉTICA

Manuel de Codage
Manuel de Codage (Photo credit: Wikipedia)

El Club de Golf se encuentra en un entorno rural vasco de todos los tópicos: prados verdes que se ondulan hasta la obscura cadena pirenaica al sur, un celaje de lluvia fina tamiza la luz, ganado disperso, los límites entre las propiedades marcados por hileras de árboles, caseríos pintados y esparcidos por un decorador caprichoso por el paisaje… El Torneo amistoso entre profesionales de la misma actividad reúne a quienes no se han visto hace tiempo, recuerdos de separaciones y divorcios societarios, viejos chistes, mentiras amistosas, tripas en desarrollo, arrugas, alopecias y preguntas por pasar el tiempo hasta el reparto de premios para todos.
-          ¿Cómo dejaste la firma que fundaste?
No se lo han preguntado con intención aparente pero el interrogado, pega un sorbo a la cerveza, evalúa al curioso con sus ojos entrecerrados, sonríe y contesta con un tono irónico.
-          Se me cayó el jabón de la ética en la ducha colectiva y me agaché a recogerlo.
La respuesta ha coincidido con un cierto silencio y se ha oído en varios corros. Luego los comentarios vuelven a formar un cierto ambiente sonoro, pero otro de los participantes, quizá porque conoce a quien ha respondido e intuye la pregunta formulada, se acerca y suelta:
-          ¿Y uno de tus antiguos socios te dio por detrás?
-          ¿Uno? Todos, no falló ninguno.
Hay como un rumor aprobatorio e incluso los dos que han preguntado se ríen un poco y hacen un gesto cariñoso al que ha dado la explicación que no parece sorprenderles. Tampoco a la longilínea mujer del primero que, habiendo seguido la conversación desde su estatura, acerca un cuenco de patatas fritas.
-          Se te ve mejor desde que saliste de aquella cueva de bandidos.

La presidencia reclama un momento de atención y anuncia que los trofeos se van a entregar. 

domingo, 29 de mayo de 2016

¡VIVA MARTIN!

Picture of David Skrela from the rugby game Fr...
Picture of David Skrela from the rugby game France vs Wales for 6 Nations 2007 which took place in Stade de France, Paris, 24/02/2007. (Photo credit: Wikipedia)


Baiona ha puesto el ambiente, Colomiers ha puesto el rugby hasta que Skrela se ha quedado sin pilas, el árbitro ha echado más de una mano sicológica y efectiva al Aviron y Martiin Bustos Moyano ha  metido 23 puntos directamente y ha estado en el único ensayo de su equipo, así que el excesivo 28 -16 final para una victoria justa y ajustada en la cancha a favor de los locales ha tenido un regusto argentino. La final contra Aurillac en Toulouse el sábado que viene y después el ascenso, al menos para una temporada, son las siguientes etapas en los sueños de Pottoka.